sábado, 26 de octubre de 2013

Las huelgas de cerebros caídos

La reciente huelga (?) de estudiantes me ha inspirado para concebir nuevos métodos de lucha anticapitalista. Mi conciencia revolucionaria me obliga a compartirlos aquí con todos vosotros, compañeros.

1. Dado que la gestión privada de los hospitales en Madrid (en Andalucía o Cataluña es perfectamente aceptable) redundará en más control al coacción al personal y la consiguiente dificultad para compaginar el trabajo en lo público con la lucrativa consulta privada por la tarde un intolerable recorte de la libertad del personal sanitario, los usuarios recibirán el mismo servicio pagando menos dinero de sus impuestos sufrirán una merma de los servicios públicos que se les ofrecen. Es por ello que debería convocarse una huelga sanitaria en la que los enfermos, al igual que los estudiantes con la educación, fueran una parte fundamental. Esto es, los enfermos deben negarse a recibir atención sanitaria durante el periodo de huelga. Los pacientes más concienciados deben formar piquetes informativos para impedir que los enfermos esquiroles boicoteen la huelga usando el servicio de salud.

2. Es intolerable que los conductores de metro, unos héroes de la clase obrera que, gracias a usar a los viajeros como rehenes su abnegada lucha, han conseguido que los ciudadanos les paguemos un salario de más de tresmil euros mensuales por un trabajo no cualificado para el que no se requiere ni tener la ESO terminada unos logros sociales que apenas compensan la explotación que sufren. Pero no es más tolerable que el servicio prestado tan lamentable como la educación y que la CTM está en manos del PP y, por lo tanto, es una entidad fascista a combatir. Es por ello que los viajeros de metro, siguiendo la senda abierta por los estudiantes, deberían convocar jornadas de huelga en las que dejaran de hacer uso de su abono transporte desplazándose en taxi o en coche particular. Y como en la sanidad, aquellos viajeros más concienciados, deberían impedir a los traidores de clase emplear el abono transporte.

3. Los supermecados, en manos de la mafia capitalista, pretenden implantar la libertad de horarios, de modo que emplearían a más personal sus trabajadores a los que nadie pone una pistola en la sien para trabajar allí sufrirán unas condiciones laborales infernales, y el pequeño comercio que no le salga de las narices adapatarse a los horarios flexibles desaparecerá. Que el currela que echa el día en el curro pueda comprar después del trabajo o en fin de semana para poder tener comida en casa es fascismo. Los consumidores deben unirse contra esta agresión a la clase trabajadora e iniciar una huelga. Nada mejor que hacer la compra del mes, pagarla y pedir reparto a domicilio. Y cuando llegue no abrir la puerta, indicando que se está ejerciendo el derecho a huelga, aprovechando para salir e impedir que haga más repartos. Seguro que esos fascistas empresarios se lo pensarán dos veces la próxima vez.


(?) El Diccionario de la Real Academia define la palabra como la "interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta". Siendo que los estudiantes no desempeñan una actividad laboral y que tampoco son trabajadores, no ha lugar.

martes, 22 de octubre de 2013

Pague su primer crimen y llévese gratis todos las demás

Esta estupenda oferta es la que, a partir de ahora, podrán disfrutar todos los delincuentes en España, y deben agradecérselo al PSOE que, por mediación de su magistrado López Guerra y la complicidad de de Mariano Rajoy, ha conseguido que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tome esta infame decisión. Lo que ha conseguido el PSOE, Europa mediante y PP complaciente, es que aquél que cometa un asesinato reciba un salvoconducto para matar tantas veces como quiera, pues sólo se le aplicará una pena. El violador tiene vía libre destrozar las vidas de cuantas mujeres desee, pues una vez cometida la primera, el resto ya no cuentan. El PSOE se comprometió con los criminaless del Hipercor, los asesinos de niños de la casa-cuartel de Zaragoza, pero no solo ellos se beneficiarán de ella, sino que los narcos Sito Miñanco, Laureano Oubiña o los Charlines estarán ahora brindando con Ribeiro a la salud del PSOE. Miquel Ricart, partícipe del infame asesinato de las tres niñas de Alcácer se encuentra de repente con que, López Guerra mediante, sólo va a cumplir condena por uno de los tres crímenes. El violador del ascensor, culpable de dos asesinatos y dieciocho violaciones, debe estar ya pensando sus próximas fechorías y en afiliarse al PSOE, valga la redundancia, pues sólo cumplirá pena por un asesinato, y en menos de nueve años estará fuera. Si eso no fuera suficiente para crear cierta inquietud, hemosde sumar a los violadores de los portales que, habiendo cometido cincuentaiuna y veintinueve violaciones respectivamente, van a salir tras cumplir penas por una cada uno.

El violador del estilete, tristemente conocido por arruinar la infancia de niñas de entre tres y catorce años, será otro que votará agradecido al PSOE de por vida, ya que de cinco violaciones consumadas y nueve frustradas, saldrá airoso cumpliendo pena por una sola. Los asesinos en serie son otros que tienen motivos para congratularse. El de Villarobledo o el Señorito, serán castigados como si sólo hubieran matado a una persona, el resto de sus víctimas se las regala el PSOE.

Mi pregunta no va a Mariano Rajoy, que desde el primer día dejó claro que iba a seguir a pie juntillas las directrices en la rendición del Estado a los asesinos de ETA que le dejó marcadas su predecesor, sino a aquellas feministas que claman para condenar sin garantías ni pruebas a varones por el hecho de serlo, arguyendo no sé qué leyes de igualdad. ¿Cómo se sentirán las otras diecisiete víctimas del violador del ascensor viendo que, como el criminal ya había sido condenado por una violación previamente, las otras diecisite quedan impunes? Si Ricart, condenado por la violación y asesinato de Mriam, Toñi y Desiré sólo cumple la pena correspondiente a la primera niña, ¿qué pesadilla deben de estar pasando las familias de Toñi y Desiré, sabiendo que el asesinato y violación de sus niñas no ha recibido castigo alguno?

¿Y nadie se ha puesto a pensar en las implicaciones? ¿El efecto llamada? El delincuente que haya cometido un asesinato, ahora tiene un salvoconducto para cometer todos los que quiera hasta que le cojan sin consecuencia alguna. Los violadores ya tienen que estar frotándose las manos, ya que pueden asaltar y forzar a cuantas mujeres quieran, pues el TEDH les otorgado el indulto preventivo para todas sus fechorías una vez cometida la primera. Mientras los ciudadanos reclamaban la institución de la cadena perpetua y, a sus espaldas, un agente del PSOE plenamente respaldado por el PP conspiraba en Bruselas para despenalizar el asesinato y la violación.

Los asesinos y los violadores están de enhorabuena, cualquier nuevo crimen que cometan a partir de hoy les sale completamente gratis.