miércoles, 22 de mayo de 2013

¡Viva el Metro!

Trataba de comentar una noticia de Telemadrid, pero me ha respondido con este enojoso mensaje:

You are currently not allowed to post content to Telemadrid, as previous content posted by your IP address (124.40.52.92) has been flagged as potential spam.
If you have not posted spam to Telemadrid, please report this error along with your IP address to a site administrator. We apologize for any inconvenience.

Como no tengo intención de iniciarme en berenjenales técnico, a falta de un lugar mejor, lo pondré en mi blog. Quién sabe si no traerá aquí el destino algún día a algún directivo de Metro justo antes de decidir a quién incluir en un ERE.

Lo que habría que parar es la huelga encubierta indefinida que llevan haciendo los trabajadores de Metro desde hace semanas. ¿A qué espera Metro para empezar a abrir expedientes disciplinarios y despedir a todos los saboteadores? No hay derecho a que un trabajador con dos carreras que cobra 800€ mensuales, y paga religiosamente 55€ de abono transporte cada mes, se vea privado de horas de sueño, viaje en condiciones inhumanas, y se le obligue volver más tarde con su familia, sólo porque unos señoritos que, apenas con el graduado escolar, ingresan 4000 € cada treinta dias  por una labor que apenas requiere hacer nada, y como aún les parece poco, toman de rehenes a todos los trabajadores que no tienen otro remedio que desplazarse en Metro.
A ver si se enteran que una huelga es para presionar a la patronal. Las huelgas de Metro funcionan contrario: Metro produce una mercancía (viajes). El comprador de la mercancía (el viajero) paga por adelantado y no puede protestar pase lo que pase (abono transporte). Los obreros (conductores) con la huelga producen la mitad (reducción de frecuencia), que es lo que se le entrega al comprador (esperas más largas, y mayor hacinamiento), que no puede reclamar el reintegro de su dinero. ¿Pierde el patrón (Metro), que ha pagado la mitad de material (desgaste de los vehículos) y la mitad de energía (electricidad), pero ha cobrado lo mismo (abonos transporte)? ¿Los obreros (los conductores) que han trabajado la mitad cobrando lo mismo? ¿O el infortunado comprador (el viajero) que, habiendo pagado por adelantado la mercancía (abono transporte), se ha quedado con un palmo de narices cuando ha visto que ha recibido la mitad de lo que él había pagado  (mitad de frecuencia que la acordada)? Les diría a los del Metro que volvieran a leerse El Capital para ver cómo funciona todo esto de de la producción y la acumulación de capital según la religión que teóricamente les guía, pero he  caído en la cuenta de que sólo tienen el Graduado Escolar. Si los maestros, que en teoría han terminado el Instituto, no lo entienden (el Magisterio actual ya no se lo cuento, porque hay cursos CCC de iniciación al macramé más difíciles y con más carga lectiva), ya me extrañaría que lo hicieran los del Metro.
¿No hay nadie que controle el rendimiento del Metro para darse cuenta de que cuando no hay huelga (declarada) funciona deliberadamente al 50% de frecuencia? Expedientes disciplinarios y despidos ya, que ahora mismo en el INEM hay cientos de miles de personas mucho mejor preparadas que los conductores de Metro, y no tendrían problemas en hacer ese trabajo por la cuarta parte del salario, que es lo que debería cobrarse por un trabajo que no requiere ni estudios, ni esfuerzo  físico, ni prácticamente saber hacer nada salvo calentar un asiento. Si no fuera porque la prudencia lo desaconseja mientras sindicalistas saboteadores disfruten de impunidad, incluso se podría prescindir de los conductores y que un ordenador hiciera el trabajo.
¿A qué espera Telemadrid para denunciar este chantaje contra los trabajadores madrileños?

lunes, 20 de mayo de 2013

En Venezuela se les ha acabado el rollo

La solidaridad moral de Público con la República Bananera caribeña por su carestía en el ámbito papelero íntimo es un gesto que les honra, pero lamentablemente no sirve para aliviar las imperiosas urgencias que acucian al pueblo venezolano. Como las buenas intenciones no bastan, sugiero que, bien vuelvan a publicar en papel en una edición especial para Venezuela, o que pidan a sus colaboradores que que simultanean el juntar letras para Público con rellenar los huecos entre los garabatos del pasquín Mongolia, que manden una remesa cada semana al Caribe, que además de solventar el apuro fisiológico, a buen seguro disfrutarán de hilarantes momentos leyendo lo que los pijoprogres españoles consideran dura  represión policial y ataque a las libertades, y es probable que incluso se sientan identificados en ocasiones, pues los matones al servicio de su Gobierno gorilero usan las mismas técnicas que las SA hitlerianas los entrañables escrachistas de España,  cuyas correrías suele glosar la octavilla ilustrada.  Las que no se vendan, desde luego, que tampoco es cuestión que el centenar que la compra ya no puede decir que lee a diario, que la progresía debe ir ítmimamente ligada a la inquietud social y filosófica, las artes y las letras, y Mongolia provee todo eso con consignas, dibujos y palabras ordenadas con cierto sentido y sin demasiadas faltas ortográficas.

Ya sé que están reñidos, pero deberían sugerir también al último Jefe de Informativos de Franco a Cebrián que hiciera lo propio con su panfleto de referencia. Después de todo, no lo compra ya ni el calzoncillero suicida Iñaki Gabilondo, y para repartir cada mañana el fardo por todas las instituciones públicas (a cuenta del contribuyente, supongo), que como nadie lo quiere al final ni se abre, que se lo manden a los gorileros. Nadie va a notarlo. Si fuera el As, ya sería otro cantar.

El Gramma no, porque de más puteados viven ya los cubanos bajo las playeras la bota de los Castro, como para que encima ahora se quedaran sin papel  higiénico porque lo han enviado a Venezuela. Aunque lo tienen a huevo para matar dos pájaros de un tiro, monopolizando la información en todos los retretes de Venezuela y acercando al pueblo al país hermano de Irán obligando a limpiarse la mierda del culo con la mano mediante la adopción de sus costumbres ancestrales islámicas y la alianza de las civilizaciones.

viernes, 17 de mayo de 2013

Nosotras parimos, nosotras decidimos


Si vosotras paristeis (a juzgar por la foto allá en los tiempos en que Fernando Ledesma ostentaba la cartera de Justicia, por lo menos), no entiendo que hacéis protestando ahora, si vosotras mismas reconocéis que lo decidisteis. Vuestros nietos van a pensar que chocheáis.

Actualizacion 20/05/2013. Repasando la foto me temo lo peor. ¿No será que, como parieron entonces, reclaman el derecho a decidir ahora sobre el país como si fuera su casa? Debe de ser la nueva estrategia del 15-M: como ya nadie les hace ni caso, nos mandan a sus madres con la zapatilla a ver si les concedemos más credibilidad por su aspecto venerable?

jueves, 9 de mayo de 2013

Perrea, perrea.

Está visto que el reguetón les viene de lejos. Aquí un retrato de sus abuelos dándole al perreo. De casta le viene al galgo.